La responsabilidad de la auditora Deloitte en la salida a bolsa de Bankia

Deloitte ignoró hasta una decena de irregularidades que permitieron a Bankia debutar en bolsa.

La vía judicial sigue siendo el camino para que los accionistas afectados recuperen el 100% de su dinero.

Sus directivos, con Rodrigo Rato a la cabeza, pilotaron la salida a bolsa de Bankia, pero hay otros responsables que avalaron la legalidad de su debut bursátil, allanando el camino para que éste llegara a producirse. Y en el punto de mira se sitúa la auditora Deloitte, que avaló con un informe la salida a bolsa de Bankia. Los datos contables de la entidad no eran correctos y la firma no detectó estas irregularidades permitiendo, en última instancia, que el debut en bolsa de la entidad llegara a producirse.

La información financiera correspondiente a 2010 así como el folleto informativo de la oferta pública de suscripción y admisión y negociación de acciones de Bankia no cumplieron con la normativa del supervisor bancario, permitiendo el debut de Bankia en bolsa, según se desprende del informe de los inspectores del Banco de España remitido al juez Andreu. En éste se recoge que Deloitte ignoró una decena de errores contables en Bankia al avalar sus cuentas, que suponían incumplir la normativa del organismo regulador y que se produjeron en distintos estados anuales y financieros.

Pero tanto la CNMV como el FROB han cuestionado los aspectos puestos encima de la mesa por los peritos del Banco de España, defendiendo que se realizó una auditoría limpia, que el folleto de emisión cumplió con todos sus requisitos y que el precio de la acción era el adecuado a las condiciones del mercado.

La relación Bankia- Deloitte invita a la sospecha. Se da la circunstancia de que eran los mismos empleados de Deloitte que ayudaban a elaborar las cuentas de Bankia quienes después las auditaban. Y a esto hay que sumar que la entidad era un importante cliente para la auditoría, llegando a pagarle en 2013 por servicios de consultoría 3,75 millones de euros. En su defensa, los responsables de Deloitte declararon ante el juez de la Audiencia Nacional que los directivos de Bankia les habían negado información, pero parece evidente que su actuación responde a un conflicto de intereses. De hecho, una vez hecha pública la sanción de Economía a la auditora, Goirigolzarri volvió a contratar a Deloitte para auditar los fondos de pensiones de la entidad.

La multa a la que hacemos referencia es a la impuesta por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas, dependiente del Ministerio de Economía, que sancionó a Deloitte con 12 millones de euros por infringir de forma muy grave la Ley de Auditoría de Cuentas en el caso de Bankia. Una sanción que se queda corta, porque ni se le retiró su licencia para operar en España, ni se le multó con lo que corresponde a las infracciones graves, que implican una sanción equivalente al 6% de la facturación total de la firma, que asciende a unos 500 millones de euros.

Por su parte, la Fiscalía Anticorrupción informaba al juez Andreu que no veía necesario por el momento imputar a Deloitte y al socio que avaló las cuentas que permitieron la salida a bolsa de Bankia, asegurando que aún existen incertidumbres al respecto.

Deloitte y bankia

Los accionistas de Bankia siguen recuperando su dinero en los juzgados.

Mientras el caso por la salida a bolsa de Bankia sigue su curso en la Audiencia Nacional y se dirime la responsabilidad o no de Deloitte, hoy miles de afectados que adquirieron acciones de la entidad siguen viendo en el limbo sus inversiones. Es evidente que, de haberse conocido la verdadera situación patrimonial de la entidad, nadie hubiera adquirido sus acciones. Pero nadie hizo nada por evitar la salida a bolsa de Bankia y miles de accionistas viven hoy una delicada situación, pasados cuatro años desde su debut en el parqué.

Como accionista afectado de Bankia, demande. No se dé por vencido porque reclamar su dinero y recuperarlo es posible en la vía judicial. En LEAN Abogados sabemos de qué le estamos hablando, porque representamos los intereses de cientos de accionistas, y ganamos a la entidad en el 100% de los casos. Contacte con nuestro equipo de abogados multidisciplinar especializado en derecho bancario y déjese asesorar por profesionales. Llámenos sin compromiso al teléfono gratuito 900 102 722.