¿Qué son las participaciones preferentes y cómo las colocó Bankia?

Bankia vendió preferentes a clientes inadecuados, y lo hizo sin advertir de sus verdaderas características ni de sus riesgos.

Usted, como afectado, puede reclamar el 100% del dinero que invirtió en este producto.

La toxicidad de productos como las participaciones preferentes de Bankia han afectado a miles de familias en los últimos años en nuestro país. La entidad ha logrado con ellas una importante vía de financiación, pero acudiendo a las malas artes y olvidando que no todo vale. Y una vez más, los clientes, los ciudadanos, seguimos pagando unos platos rotos que no nos corresponden. Pese a todo, nada está perdido porque recuperar el dinero en preferentes de Bankia es posible. Hemos oído hablar de ellas en multitud de ocasiones pero, ¿qué son las participaciones preferentes y cómo las colocó Bankia?

Entendemos por participaciones preferentes los títulos emitidos a perpetuidad con una rentabilidad generalmente variable y no garantizada, y que no confieren a su poseedor participación ninguna en el capital, ni derecho a voto, ni derecho de suscripción preferente. La primera emisión comercializada bajo el nombre de participaciones preferentes en España la llevó a cabo el BBVA en 1998, por un volumen de 700 millones de euros.

Entre las características de este producto tóxico que Bankia colocó sin valorar el perfil de sus clientes, destaca su liquidez limitada (lo que dificulta recuperar la inversión). Además, suponen una inversión compleja y con un riesgo inherente muy elevado, ya que puede generar tanto ganancias como pérdidas y debe tenerse en cuenta que en caso de liquidación de la sociedad emisora se sitúan, en orden de preferencia, por detrás de todos los acreedores y por delante de las acciones ordinarias.

Reclama con V Abogados, presentamos su demandad en dos semanas. Fuente:pixabay

Reclama con V Abogados, presentamos su demandad en dos semanas.
Fuente:pixabay

La historia de las participaciones preferentes de Bankia tiene su germen en el año 2003, con Rodrigo Rato en la vicepresidencia del gobierno y al frente del Ministerio de Economía. Dos años después de la reforma de la Ley 13/1985 de mayo, de coeficientes de inversión, recursos propios y obligaciones de información de los intermediarios financieros, Caja Madrid lanza una primera emisión. Poco después comienzan a extenderse emitidas por las Cajas de Ahorro para conseguir financiación, siendo vendidas a minoristas con perfiles inadecuados. De esta forma se gestó el gran fraude de las preferentes en España, vendiéndose sin ofrecer una información completa y veraz sobre sus características a clientes minoristas.

En 2011 la fusión de siete Cajas de Ahorro da origen a BFA, para luego reconvertirse en Bankia. En aquel entonces el daño originado por la venta de preferentes entre miles de clientes ya adquiría dimensiones considerables. Las entidades, acuciadas tras la burbuja inmobiliaria por la falta de solvencia y liquidez, fueron obligadas por el Banco de España a sanearse consiguiendo más capital, y lo consiguieron colocando este producto; engañando a clientes que no sabían exactamente qué estaban comprando. La CNMV permitió su venta a condición de que se indicaran sus riesgos y que los inversores superaran un test; pero es algo que no sucedió en las sucursales.

En 2012, la asfixia de Bankia provocó la nacionalización de la entidad y poco después, ante el gran número de reclamaciones judiciales de clientes afectados por las preferentes de la entidad, el Gobierno abrió un período de arbitraje hecho a medida; un proceso opaco que ni tuvo en cuenta a todos los afectados, ni permitía recuperar toda la inversión.

Hoy, tiempo después, es evidente que la vía idónea para que los afectados por la venta de preferentes de Bankia recuperen su dinero está en la vía judicial, donde el goteo de sentencias que condenan a la entidad es incesante. Según los datos del último informe trimestral de la Comisión de Seguimiento de Instrumentos Híbridos de Capital y Deuda Subordinada, los preferentistas de Bankia han recuperado en los tribunales el 84% del dinero reclamado.

Contacte con V Abogados si quiere recuperar su dinero en preferentes de Bankia. Fuente; Wikipedia.org

Contacte con V Abogados si quiere recuperar su dinero en preferentes de Bankia.
Fuente; Wikipedia.org

Bankia vendió preferentes a sus clientes dando a entender que se trataba de renta fija cuando no lo era, y colocó el producto a inversores inexpertos a quienes se hizo creer que se trataba de una inversión segura. La entidad engañó a miles de clientes para invertir en un producto inadecuado para sus perfiles. Muchos han demandado en la vía judicial recuperando toda su inversión, y en V Abogados estamos cerca de usted para que también pueda conseguirlo. Llámenos sin compromiso al teléfono gratuito 900 102 722 y sepa cómo podemos ayudarle.