La directiva Mifid aboga por proteger los derechos de los inversores en productos de riesgo como fueron los bonos del Popular

El Popular infringió la normativa en el momento de colocar sus bonos obligatoriamente convertibles en acciones

 

El Popular infringió la directiva Mifid con la venta de sus bonos y este incumplimiento es motivo suficiente para que usted, como afectado, reclame y recupere el 100% de su inversión en este producto. La directiva Mifid tiene como objetivo proteger al cliente y que éste reciba por parte de las entidades la suficiente información acerca del producto que va a adquirir para que pueda invertir en él con conocimiento de causa.

En el momento de la venta de bonos convertibles del Popular la directiva Mifid estaba ya en marcha. Ésta se aplica desde el 1 de noviembre de 2007 obligando a las empresas de inversión a informar adecuadamente de las operaciones a sus clientes y abogando, en definitiva, por la transparencia del mercado. Con esta directiva, los clientes que adquirieron bo
nos del Popular deberían haberlo hecho en un marco de elevada protección. Pero sabemos que esto no fue así.

El Popular se saltó la directiva Mifid en el momento de colocar sus bonos.La directiva Mifid implica clasificar a los clientes en función de sus características porque no todos tienen la misma experiencia en productos de riesgo, ni el mismo nivel de formación. Y para averiguarlo, la normativa contempla como procedimientos los test de adecuación e idoneidad. Atendiendo a sus resultados, queda determinado el nivel de protección que la entidad debe proporcionar a cada cliente.

¿Cómo se explica que un cliente minorista, sin ningún tipo de experiencia en inversiones de riesgo, adquiriera un producto como los bonos del Popular, con los riesgos que éste entrañaba? La respuesta la encontramos en cómo se vendió el producto por parte de la entidad, de forma masiva, sin analizar el perfil de cada uno de los clientes y, por supuesto, sin hablar de sus verdaderas características. La forma de proceder del Popular con sus bonos deja claras sus irregularidades.

La directiva Mifid hace especial hincapié en la claridad e imparcialidad que debe asumir cada entidad en el momento de comercializar productos de riesgo, y exige información precontractual (la que se entrega al cliente antes de la contratación del producto), y postcontractual (al concretarse la orden de compra-venta). Además, obliga a las entidades a informar con determinada frecuencia a los clientes del estado de su cartera.

Si compró engañado bonos del Popular, demande con V Abogados.El Popular se saltó la directiva Mifid en el momento de vender sus bonos obligatoriamente convertibles en acciones y hoy, quienes adquirieron engañados el producto, se enfrentan a una importante pérdida en sus inversiones.

Si usted se ve afectado por el canje de bonos del Popular y no fue adecuadamente informado de sus condiciones y riesgos en el momento de su venta, debe saber que demandando a la entidad podrá recuperar toda su inversión. En LEAN Abogados somos un despacho multidisciplinar especializado en derecho bancario, y estamos cerca de usted para ayudarle a conseguirlo. Contacte con nuestros profesionales llamando sin compromiso al teléfono gratuito 900 102 722.