¿Cómo se defiende Bankia de las sentencias que le condenan por vender preferentes?

Bankia alega ante las sentencias que le condenan por vender preferentes que informó adecuadamente y que colocó el producto a perfiles adecuados, pero en pocos casos es efectivo.

El 84% de las cantidades reclamadas en los juzgados por clientes con preferentes de Bankia ha finalizado con una sentencia que condena a la entidad. Es un dato del último informe trimestral de la Comisión de Seguimiento de Instrumentos Híbridos de Capital y Deuda Subordinada, que denota claramente la dirección de los procesos judiciales. Sin embargo, Bankia se resiste a asumir sus condenas y alega defendiendo entre otras cuestiones, que informó adecuadamente de las características del producto, o que el perfil de los clientes a los que se las colocó era el adecuado. Pero lo cierto es que en muy pocas ocasiones sus alegaciones les permiten eximirse de responsabilidad.

En este artículo repasamos algunas de las alegaciones que ha hecho Bankia en los últimos años a las sentencias que le condenan por la venta de preferentes.

A pesar de sus alegaciones, Bankia no se libra de asumir las condenas por la venta de preferentes.  Fuente; wikimedia.org

A pesar de sus alegaciones, Bankia no se libra de asumir las condenas por la venta de preferentes.
Fuente; wikimedia.org

Una defensa bastante común por parte de Bankia es que cumplió con su deber de información facilitando el folleto informativo en el momento de la venta de preferentes, pero ante esto los jueces determinan que son datos sólo comprensibles para expertos en la materia.

Bankia también ha intentado defenderse alegando el plazo de caducidad de la acción, al sostener que había transcurrido el plazo de cuatro años que establece la legislación para poder presentar la demanda desde la consumación de los contratos, a lo que el juez respondió que la consumación no es efectiva hasta que ambas partes hayan cumplido todas las prestaciones, siendo una de ellas la posibilidad de vender las participaciones adquiridas transcurridos cinco años desde la firma de los contratos. De esta forma, obligaba a la entidad a devolver el 100% del dinero en preferentes al cliente.

Cuando Bankia ha alegado sentencias que le condenaban por la venta de preferentes aduciendo a que el cliente tenía experiencia ya que había tenido fondos de inversiones u otros productos como acciones, los fallos han incidido en que más que inversores expertos, se trataba en muchos casos de inversores confiados, de los que Bankia abusó.

Bankia también se ha escudado en que actuó como mera intermediadora en la colocación de preferentes y no como asesora, pero es algo que los jueces consideran que no le eximía de la obligación de cumplir con su deber de información.

Los empleados de Bankia abusaron de la confianza de sus clientes para colocarles preferentes. Fuente; pixabay.com

Los empleados de Bankia abusaron de la confianza de sus clientes para colocarles preferentes.
Fuente; pixabay.com

Bankia ha alegado en otras ocasiones que en el momento de la contratación de las preferentes se había informado a los clientes de forma verbal y escrita tanto de las características del producto como de los riesgos, pero las sentencias concluyen que esa información no fue precisa ni veraz.

También Bankia se defiende escudándose en que los clientes sabían lo que estaban contratando. Para ello se fija en el perfil de ciertos clientes afectados por sus preferentes, considerando que tratándose de personas jóvenes, licenciados superiores y con actividad empresarial, son capaces de diferenciar un contrato de depósito de un contrato de valores, y por tanto que sabían lo que contrataban. En este sentido las sentencias siguen una misma línea; la entidad no transmitió a los demandantes el verdadero funcionamiento del producto y todas las consecuencias que del mismo se pudieran derivar, teniendo en cuenta además que fue la entidad la que contactó con ellos para ofertarlo.

Asesorados por los empleados de Bankia, miles de clientes de la entidad compraron preferentes sin ser advertidos de sus condiciones, ni de su complejidad, ni tampoco de que se trataba de un producto de riesgo, existiendo la posibilidad de que no recuperaran su dinero. Pero no todo está perdido para los afectados por preferentes de Bankia.

Bankia fue una de las entidades que más preferentes suscribió, y usted, como afectado, debe saber que recuperar su dinero en este producto es posible. Contacte con V Abogados en el teléfono gratuito 900 102 722 y sepa cómo podemos ayudarle a conseguirlo. Somos expertos en derecho bancario y miles de clientes ya han dejado su caso en nuestras manos.