Los afectados por Valores Santander, fuera del plan estratégico 2016-2018

La entidad sigue obviando a los clientes que adquirieron Valores para más tarde canjearlos obligatoriamente por acciones

Ana Botín defiende que el beneficio por acción alcanzará un doble dígito en 2018, pero hoy sigue en mínimos

Los afectados por Valores Santander siguen en el olvido para la entidad, tal y como se constata en su plan estratégico entre 2016 y 2018. En él, los esfuerzos se centran en seguir con su política de costes, mejorar su capital e incrementar sus dividendos. En el contexto de su presentación, Ana Botín también ha defendido que el valor de la acción se revalorizará significativamente en el horizonte de 2018.

Botín asegura estar orgullosa de lo conseguido en el último año, desde que asumiera la presidencia de la entidad, y dice tener la convicción de que Banco Santander se está posicionando para ser la entidad con más potencial en el futuro. Además, sitúa a los clientes en el centro de la transformación, defendiendo que ganándose su confianza y lealtad el Santander alcanzará este liderazgo. Por eso se ha fijado como objetivo para 2018 tener más de 18,5 millones de clientes, y se permite ir un poco más allá defendiendo que los clientes vinculados a la entidad tienden a ser clientes satisfechos.

Una afirmación que nos permitimos poner en duda, considerando el maltrato y la desidia a los que sigue sometiendo a clientes a los que estafó con sus Valores, y que le permitieron embolsarse 7.000 millones de euros. ¿Qué sucede con los miles de afectados a los que el Santander vendió inadecuadamente este producto y que siguen asumiendo importantes pérdidas en sus inversiones?

En este sentido, Banco Santander defiende que el dividendo aumentará durante los próximos tres años y el beneficio por acción alcanzará un crecimiento de doble dígito en 2018. Lo ha dicho Ana Botín, que confía en que la entidad generará capital de forma “consistente y orgánica para incrementar el dividendo y el beneficio por acción”.

¿Significa esta previsión que los afectados por Valores Santander que tuvieron que convertir obligatoriamente este producto por acciones tendrán que esperar tres años más para evitar perder parte de sus inversiones?

El valor de la acción del Santander ha retrocedido casi un 28% en lo que va de año, alcanzando mínimos que no registraba desde 2012, y hoy sigue muy lejos de los 12,96 euros por acción a los que se cerró el canje obligatorio en octubre del mismo año.

Si es su caso, debe saber que reclamar y recuperar el dinero que invirtió engañado en este producto es posible en la vía judicial. A usted le engañaron ofreciéndole un producto inadecuado a sus características como inversor, y no le hablaron de los riesgos que entrañaba. Y, por si fuera poco, le obligaron a canjearlos por acciones de la entidad en un momento en que el valor estaba muy por debajo del valor al que se fijó el canje.

No espere más como afectado por Valores Santander y comience ya su lucha por recuperar lo que le pertenece. En LEAN Abogados somos un despacho multidisciplinar especializado en derecho bancario, defendemos los intereses de miles de afectados por estafas como las del Santander, y estamos cerca de usted para ayudarle.

Contacte con nuestro equipo de profesionales llamando sin compromiso al teléfono gratuito 900 102 722 y expónganos su caso.