6 claves de los bonos obligatoriamente convertibles del Popular

Los bonos convertibles del Popular implican su conversión obligatoria en acciones, teniendo que asumir sus inversores importantes pérdidas.

El producto se vendió como renta fija cuando no lo era.

En 2009, el Popular acudió a los bonos obligatoriamente convertibles, un producto con el que consiguió una financiación de 700 millones de euros. De esta forma, la entidad ampliaba su capital, al convertir en acciones parte de sus obligaciones obligando a los inversores a canjear por ellas sus bonos en 2013. Ante la inminente llegada de la fecha de conversión, y con el fin de intentar recuperar el precio de la acción limitando las pérdidas patrimoniales de los inversores, la entidad aprobó en 2012 una nueva emisión de bonos poniendo como fecha de conversión obligatoria el 25 de noviembre de 2015.

Miles de clientes invirtieron en este producto alentados por su rentabilidad, y ahora ven cómo buena parte de sus inversiones se han esfumado, al caer el valor de las acciones del Popular. Pero, ¿qué son exactamente los bonos obligatoriamente convertibles?

En este artículo les presentamos 6 de las claves de este producto:

1-     Se trata de un producto por el que se paga un interés al inversor y, de forma adicional, existe la obligación de convertir estos bonos en acciones de la entidad. En el caso del Popular, este canje será obligatorio el 25 de noviembre.

2-     No se trata de bonos convertibles convencionales, porque en estos casos es el propietario del bono quien decide si quiere convertirlo o no en acciones. Al estar sujetos a un vencimiento explícito, en la fecha prevista serán convertidos obligatoriamente en acciones.

3-     Al ser la conversión de los bonos en acciones obligatoria y no voluntaria, éstos pasan a convertirse en productos de renta variable.

4-     En caso de liquidación del emisor, los tenedores de este producto, se sitúan, a efectos de prelación, por detrás de todos los acreedores de la entidad.

5-     El problema, llegada la fecha de conversión obligatoria de los bonos del Popular, es que el precio acordado (de 17,69 euros por acción), está muy por encima de la cotización del momento actual (por debajo de 4 euros), por lo que el inversor va a perder dinero en la conversión, comprando acciones a un precio muy por encima de su valor actual.

6-     El inversor que adquiere este producto debe saber que no se trata de un producto de renta fija sin más, porque en un futuro acaba siendo una inversión en bolsa.

Banco Popular colocó sus bonos obligatoriamente convertibles vendiéndolos a sus clientes minoristas, para quienes no está indicado este producto, como un plazo fijo cuando realmente se trataba de renta variable al verse obligados a canjearlos por acciones.

Los bonos obligatoriamente convertibles no están indicados para inversores con poca experiencia, y es la principal irregularidad en la que incurrió Banco Popular. Si a esto le sumamos la falta de información que se proporcionó a los inversores en el momento de su colocación, quedan constatadas las irregularidades de la entidad en el momento de su emisión.

Usted, como afectado por bonos obligatoriamente convertibles del Popular, debe saber que recuperar toda su inversión es posible. Y no esperando a la fecha del canje obligatorio, que supondría una importante quita, sino demandando. La vía judicial es el camino para recuperar todo su dinero en un producto que adquirió engañado. En V Abogados podemos ayudarle a reclamar y recuperar el 100% de su dinero en este producto. Contacte sin compromiso con nuestro equipo de abogados multidisciplinar experto en derecho bancario llamando al teléfono gratuito 900 102 722.